Monday, January 18, 2016

El movimiento económico tras el K-Pop

Detrás del fanatismo por la cultura asiática se ha originado la comercialización de material, ropa y recuerdos que tienen que ver con este movimiento cultural.

En Cochabamba se han abierto al menos cinco tiendas que distribuyen desde discos hasta maquillaje para las y los K-Poperos. Están situadas, en su mayoría, en la avenida San Martín.

Los clientes pueden hacer allí pedidos exclusivos a las personas que viajan de manera frecuente a Corea del Sur, con la finalidad de proveer a los jóvenes los artículos más requeridos.

Una peluquería dedicada al K-Pop y una escuela exclusiva para el aprendizaje del coreano están incrementando el comercio en torno a esta nueva tendencia.

Lo mismo sucede en el caso de los animes. Al menos dos tiendas situadas en proximidades de la Universidad Mayor de San Simón facilitan a los jóvenes y adultos todo lo relacionado con el mundo de la animación japonesa.

En el caso de los cosplayers (quienes utilizan disfraces), conseguir la indumentaria resulta una tarea tan difícil, que en muchos casos obliga a los fanáticos a realizar compras por internet o entre amigos que se dedican a la misma actividad.

Otra alternativa es fabricar o modificar sus propios atuendos para caracterizar al personaje que imitan.

No comments:

Post a Comment